Día 138 del MPA: El mejor curso

El viernes pasado terminé “Leadership On The Line”. Sin lugar a dudas, el mejor curso que he seguido jamás.

Se trata de la continuación de ”Exercising Leadership”, que tomé el semestre pasado. Ambos están impartidos por Ronald Heifetz, el gurú del liderazgo en Harvard. Un profesor con cerca de cuatro décadas de experiencia docente en esta área.

Aunque no se puede entender un curso sin el otro, “Leadership On the Line” es especial. Concentrado en dos semanas, su intensidad nos han agotado tanto física como intelectualmente. Durante la sesión de despedida, pude apreciar en las caras de mis compañeros (en algunas de forma más visible que en otras) lo mismo que yo sentía. El liderazgo no es una disciplina sencilla, ni mucho menos agradable. Pasa por conocer lo más profundo del ser humano, donde se encierran aquellas obsesiones de las que no somos conscientes y que nos convierte en seres tan horribles como maravillosos.

Cada día, justo antes y después del almuerzo, Ron cogía entre sus manos una misteriosa caja de mimbre. La movía haciendo sonar su contenido y, como si de un ritual se tratase, mostraba su interior a alguien sentado en la primera fila. Éste sacaba de ella una pieza de madera al azar. Después alguien se levantaba, bajaba hasta la pizarra y, con ayuda del profesor, se colocaba un micrófono. Todavía no tengo muy claro si aquella caja elegía a la persona o al caso que presentaría ante toda la clase. Un caso que tenía que cumplir una regla esencial: representar un fracaso.

Esa caja sólo se utilizaba durante unos segundos cada día. Sin embargo, presidía todas nuestras sesiones. Siempre estaba ahí, amenazando con mostrar la pieza que correspondía a cada uno de nosotros; o a cada uno de nuestros fracasos, no lo se. No importaba que estuviese hablando el profesor, o un compañero, o que nos encontrásemos en uno de esos interminables silencios que hacían sentir la sala más llena que nunca. La caja siempre permanecía inmutable, sabedora de que contenía un pedazo de cada uno de nosotros, de nuestras frustraciones, de la verdad que todos ignorábamos. Esa verdad que es el lema de Harvard, la universidad especializada en liderazgo por escelencia.

Os dejo unas cuantas fotos de la clase:

Ovación a Heifetz

Despidiéndonos de Heifetz, a su derecha podéis ver la caja

La caja

Detalle de la caja de mimbre

La clase

La clase en el Foro de la Kennedy

Mi grupo

Almorzando con mi grupo en el edificio Taubman

2 Responses to “Día 138 del MPA: El mejor curso”

  1. ZID Says:

    Suena muy interesante lo de tener que representar un fracaso delante de todos. ¿Te llegó a tocar a ti? ¿Hubo algún fracaso que te llamara especialmente la atención?

  2. Miguel Villalobos Says:

    A mi no me tocó delante de toda la clase, pero si en 3 ocasiones con un grupo de 7 compañeros.

    En cuanto a los casos de otras personas, no puedo contar nada acerca de ellos. El curso se rige por un estricto código de confidencialidad. Hay gente que ha luchado contra terroristas o dictadores, y cuya vida podría estar literalmente en peligro si se conociesen sus ideas y acciones.

Leave a Reply