Archive for the ‘Artes y cultura’ Category

Día 131 del MPA: Open

Monday, January 14th, 2013

Hace unos días terminé de leer “Open”, la biografía de Andre Agassi. Fue el regalo de cumpleaños de varios compañeros del MIT (gracias, chicos). Me ha encantado.

Cuando pienso en la autobiografía de un deportista americano, me viene a la cabeza un libro montado a base de anécdotas sin interés alguno y escrito con prisas para aprovechar el poco tirón que le pueda quedar al sujeto cuya supuesta vida relata. No digo que ésta sea la norma, pero si que muchos libros tienden a caer en mayor o menor medida en esos pecados. Por ejemplo, incluso el fantástico “Sacred Hoops” de Phil Jackson fue publicado cuando sólo había ganado 3 de sus 11 anillos y, además, hasta bien entrada la segunda mitad del libro no se le empieza a ver la chicha.

En “Open” nos encontramos algo totalmente distinto. Un libro bien escrito de principio a fin, en el que no sobra un solo capítulo, ni una frase, ni una reflexión del autor. En el que las ideas, los hechos y las introspecciones de Agassi están finamente hilvanadas con el fin de entretejer un complejo tapiz en el que se dibujan los fantasmas que le persiguieron durante gran parte de su vida. Sin embargo, “Open” no sólo destaca por poder calificarse como literatura decente (cosa que, por cierto, no es ni digna de elogio), sino por ser una lección acerca de cómo tomar las riendas de nuestras vidas.

No puedo evitar relacionar lo que cuenta Agassi con mi clase de liderazgo. Agassi, el hijo, el marido, el tenista, el niño prodigio, el deportista de élite, el millonario, el joven rebelde, … ¿Quién era él realmente? ¿En qué medida sus vínculos con cada uno de aquellos roles le impedían conocerse a sí mismo? El libro relata cómo un proyecto personal, una aspiración más grande incluso que la suma de todos esos personajes, da sentido a su talento singular para jugar al tenis. Cómo una habilidad banal se transforma en el pábulo que alimenta las ilusiones y esperanzas de cientos de personas.

En cierta ocasión, un compañero de carrera me dijo que Michael Jordan sólo era “un tío que sabía jugar muy bien al baloncesto”. No le faltaba razón. Como tantos otros que saben cantar, o moverse con agilidad en el mundo de la política, o ganar dinero. “Open” nos describe cómo Agassi se encontró a sí mismo fuera de las pistas y aprendió a ser algo más que un jugador de tenis.

20130112-235029.jpg

Yo soy Jean Valjean

Thursday, January 3rd, 2013

Jean ValjeanAcabo de ver la película de Los Miserables. Debo confesar que entré en el cine sin muchas expectativas. Todavía conservo el nefasto recuerdo de El Fantasma de la Ópera, en la que la interpretación de Emmy Rossum (la Bulma de Dragonball Evolution) no me pareció estar a la altura de la Christine Daae del musical de Broadway.

Mi veredicto: excepcional. Así se lleva un musical al cine. Interpretaciones extraordinarias, planos que descubren matices imposibles en el teatro y uso intensivo de infografía para dar a cada escena la dimensión que merece la obra de Victor Hugo. Hugh Jackman está genial, pero quien de verdad me ha encandilado es Anne Hathaway. No me esperaba que Catwoman la Reina de Genovia exhibiese semejante voz. Merece mención especial su interpretación de I Dreamed a Dream, rodada en un solo plano.

Tom Hooper ha sabido sacar el máximo partido al particular lenguaje del séptimo arte, a la vez que ha respetado la esencia del musical. En esta ocasión, las voces que escuchamos durante las canciones no están grabada en un estudio. Han sido registradas durante la interpretación de los actores, por lo que recogen todos los matices e imperfecciones propios de la misma. Ante la ineludible comparación con la obra original, sólo puedo decir que detenerse a realizarla sería tan innecesario como injusto, tanto para la película como para el musical. Se trata, sencillamente, de dos tipos diferentes de arte.

Independientemente de la calidad del film, lo que me lleva a escribir estas líneas y no un breve “tuit” es una reflexión acerca del personaje de Jean Valjean. Valjean, el preso número 24601 del penal de Tolon, es una persona torturada por sus errores. Se debate entre desempeñar el rol que la despiadada Francia del Imperio napoleónico le ha asignado y empezar una nueva vida. Pronto descubre que la segunda opción no es viable, ya que no puede escapar de su pasado.

Hay un poco de Jean Valjean en cada uno de nosotros. Somos el producto de nuestra experiencia. No podemos ignorarlo, pero tampoco ser esclavos de ella. Un hombre tiene que aprender a vivir con su pasado. Al igual que hace Valjean a lo largo de la obra, debe aceptarlo, perdonarse y aprender de él. Sólo así podremos estar en armonía, primero con nosotros mismos y más tarde con los demás.

Día 40 del MPA: Nobel de la Paz a la UE

Monday, October 15th, 2012

He visto muchos comentarios contrarios a que se le conceda el Premio Nobel de la Paz a la Unión Europea. Curiosamente, el Master en Administración Pública me está permitiendo conocer muchos detalles de política internacional que podrían poner en contexto este reconocimiento. Pego la explicación que le puse ayer mismo en Facebook a un buen amigo:

Europa ha sido históricamente un hervidero. Su historia está escrita a base de guerras entre Francia, Alemania, Inglaterra, Rusia, España y Austria (antiguo Imperio Austro-Húngaro). Guerras en las que casi siempre estaban involucrados Italia y los Países Bajos.

Lo que ahora es la Unión Europea surgió en 1951 como una autoridad común para el manejo de las producciones de acero y carbón (la CECA). El plan que tenía su ideólogo, Robert Schuman, era “someter las dos producciones indispensables de la industria armamentística a una única autoridad” de forma que “los países que participaran en esta organización encontrarían una gran dificultad en el caso de querer iniciar una guerra entre ellos” (Unión Europea, Wikipedia).

Su plan funcionó. Ningún país de la Unión Europea ha iniciado una guerra contra otro estado miembro. Esto puede parecer trivial. Pero en realidad no lo es, ya que supone el periodo de paz más prolongado de la historia entre los países mencionados anteriormente: 67 años (estoy haciendo los cálculos de memoria, así que a lo mejor se me escapa algún periodo). Algo que no consiguió el balance de poderes de Metternich en la primera mitad del siglo XIX, ni el poder central prusiano de Bismarck en su segunda mitad, ni la Liga de las Naciones (lo que ahora son las Naciones Unidas) de Wilson a principios del siglo XX.

El Nobel de la Paz se le concede a la Unión Europea porque ha sido el único instrumento que ha demostrado lograr la paz en Europa. Honestamente, creo que en esos términos, y desde un punto de vista puramente pragmático, ninguna persona u organismo puede merecerlo más. Básicamente, porque nadie ni nada ha conseguido algo así.

“¡Con lo neoliberal que yo era!”

Saturday, July 21st, 2012

Me gusta recordar frases de películas. Independientemente de su trascendencia, algunas de esas citas guardan importantes lecciones sobre la vida. Desde el “nuestros hombres nos son fieles, porque los pagamos muy bien” de Vito Corleone en El Padrino, hasta el “Un gran poder conlleva una gran responsabilidad” del tío Ben en Spiderman, por nombrar dos ejemplos que sirvan para ilustrar la irrelevancia de la obra en sí cuando se trata de valorar las menciones.

Los recientes acontecimientos que afectan a España y la reacción de nuestro gobierno ante los excesos de los mercados me han hecho recordar mi escena favorita de “La niña de tus ojos”. En esta película, Fernando Trueba retrata con la audacia y el humor que le caracterizan uno de los episodios más oscuros de la España del siglo XX. Sin una sola escena ambientada en nuestro país, el realizador madrileño reflexiona sobre la delgada línea que separa caer del lado de los opresores o de los oprimidos, e ilustra la arbitrariedad y el sinsentido de la guerra civil y sus años posteriores.

Volviendo a la escena, en ella Jorge Sanz interpreta a un actor de la época. Se trata del típico facha español que, para su desgracia y a pesar del característico bigotillo que le identifica como conservador, perfectamente podría pasar por un gitano en la Alemania nazi. Precisamente eso es lo que ocurre: soldados alemanes lo confunden con un preso huido y le dan una paliza para matarlo. Al ser liberado, arrastrándose y casi sin poder articular palabra, no acierta más que a decir “¡Que me han torturao! ¡¡A mí!! ¡Con lo fascista que yo era!”.

Hace unos meses, Mariano Rajoy no dudó en atribuirse, siempre mediante gracia divina, la capacidad de aplacar a los mercados y de generar empleo por arte de magia. Sin embargo, a ojos del mundo, no pasa de ser un estadista mediocre tratando de gobernar a un país al borde de la quiebra. Imagino que nuestro presidente debe estar pensando algo similar a lo que dijo el personaje de la película…

“¡Con lo neoliberal que yo era!”

¡Podemos!

Sunday, July 1st, 2012

Últimamente he leído varias críticas a lo que representan la Eurocopa y los éxitos de nuestra selección. Que si es indecente ver fútbol con la que está cayendo, que si se trata de un bálsamo para alienarnos de los verdaderos problemas de nuestro país, que si Rajoy no debería representar a nuestro gobierno en los partidos.

No puedo estar más en desacuerdo con estas opiniones. En primer lugar, porque no existe relación alguna entre una cuestión personal (o profesional, en el caso del presidente) como la afición a un deporte y la situación económica del país. Por esa misma regla de tres, no debíamos haber celebrado la pasada Eurocopa, ni el Mundial, ni los dos campeonatos de Alonso en 2005 y 2006, ni los primeros Roland Garros de Nadal en las mismas fechas, ni el Tour de Contador en 2007. En aquella época, España no estaba estructuralmente mucho mejor que ahora.

Hubiese sido interesante ver una defensa tan feroz de la sobriedad que hoy se demanda mientras medio país se endeudaba para viajar al Caribe y compraba casas por encima de sus posibilidades, o para conceder esos mismos créditos y cobrar bonificaciones escandalosas en reconocimiento a la magnífica gestión que nos ha obligado a solicitar un rescate ¡Eso si que era un buen bálsamo, y no el fútbol!

El otro motivo por el que no comparto las críticas hacia los éxitos de nuestra selección es el que me ha motivado a escribir esta entrada. Se trata de que no sólo desvían la atención del problema real, sino que invitan a pasar por alto una serie de factores que podrían ayudarnos a afrontarlo.

Nuestra actual generación de deportistas, no sólo jugadores de fútbol, comparten una serie de valores universales que representan el paradigma del buen profesional. Son trabajadores y ambiciosos, al mismo tiempo que humildes y respetuosos. Son buenos compañeros, pero a la vez seres humanos de una integridad impresionante. Prueba de ello son las actitudes de Casillas en su primera Copa de Europa (2000), Fernando Alonso en McLaren (2007), Contador al ganar su segundo Tour (2009), Gasol durante la pasada temporada o Nadal cada vez que salta a la arena del Stade Roland Garros. Cada uno de ellos se enfrentó a la adversidad, unas veces en forma de aliados falaces y otras de público hostil, a través de su dedicación y talento.

Independientemente de lo que ocurra mañana (aquí todavía es sábado), creo que deberíamos reflexionar sobre por qué a la selección le va tan bien. No puedo evitar pensar que gran parte de sus éxitos se deben a una profesionalidad impecable y a una forma exquisita de entender las relaciones personales. Celebremos los éxitos de la selección no sólo por lo que suponen en lo deportivo, sino por lo que representan desde el punto de vista de los valores humanos.

Día 259 del MBA: Sujeto de experimentación

Wednesday, May 23rd, 2012

He pasado la mañana haciendo papeleos. Andando por el corredor infinito a la altura de la cúpula que hay frente al Killian Court, me he encontrado a tres chavales vestidos con bata blanca. Uno de ellos, que tenía el pelo teñido de morado, estaba gritando “¡Disfruten del MIT, beban chocolate!”.

Tal era su insistencia y la de sus compañeras, que me he parado a ver qué hacían. Me han ofrecido un vaso de chocolate caliente (riquísimo, por cierto). Después de hacerles la foto que podéis ver más abajo, les he preguntado a qué se debía el despliegue de medios que tenían organizado.

Mientras le daba un sorbo a mi chocolate, una de las chavalas me ha comentado que son de un club al que le gusta experimentar con el chocolate. Imaginad mi cara. Sólo me ha salido decirle “entonces… ¿eso significa que estáis experimentando con nosotros?”. A lo que ha contestado “… pues si; pero no te preocupes, esta vez sólo hemos mezclado chocolate y leche”.

En fin, ésta es la cultura del MIT.

20120523-161922.jpg

Día 244 del MBA: Cambridge Historical Tours

Tuesday, May 8th, 2012

икона за подаръкAcabo de estar en Harvard Square haciendo papeleos y me he encontrado con esta chica:

20120508-124525.jpg

Cuando me ha visto buscando el mejor ángulo para fotografiarla, se ha venido directamente hacia mí y me ha preguntado si pensaba subirla a Internet. Le he contestado que era para mi blog, pero que la borraría si fuese necesario.

Todo lo contrario. Me ha pedido que la suba y que además comente que estaban promocionando los Cambridge Historical Tours. Se trata de una serie de visitas a los lugares históricos de la ciudad amenizadas por actores ataviados como personajes de la época.

Así que ya sabéis. Si venís a verme y os apetece conocer mejor alguna zona, recordadme la existencia de estas visitas cuando estéis por aquí.

Éste es el colega que estaba con la chica:

20120508-125636.jpg

Día 235 del MBA: Sevilla y la madre que me parió

Monday, April 30th, 2012

Voy en el autobús de Nueva York a Boston, sin nada mejor que hacer que cultivar mi cultura mientras la batería del teléfono me lo permita. Leyendo los tweets de Arturo Pérez-Reverte, he encontrado un precioso articulo que escribió en el ’96. Habla de Sevilla, la otra ciudad donde pasé una importante etapa de mi vida estudiando.

Las ciudades donde estudias te marcan. En ellas vives experiencias únicas y forjas amistades que condicionan tu forma de entender la vida. Si ademas esas ciudades son mágicas, misteriosas y singulares, como Sevilla, ese efecto se magnifica.

Un fragmento concreto del artículo me ha animado a escribir esta entrada:

“… Sevilla no es España, sino una irrepetible ciudad italiana del Renacimiento. Una ciudad-estado que va a su aire, y se basta consigo misma porque tiene en sí todo cuanto necesita. Por tener, tiene hasta los opuestos: dos ciudades en una, Sevilla y Triana. Sin contar dos Vírgenes principales, dos Cristos, el Betis y el Sevilla, Joselito y Belmonte, y toda la parafernalia entrelazada y dual, contradictoria, que culmina en ese barroco cofradiero que ya aparece incluso en los tratados de arte, el rococó del rococó que se alimenta de sí mismo, rizo sobre rizo, triunfo absoluto sobre el antiguo horror medieval al vacío.”

El tweet con el enlace al articulo completo aquí.

Sin embargo, no me gustaría cerrar esta entrada sin citar otros dos pasajes del mismo artículo que me han hecho recordar a mi madre:

“… en el fondo a los sevillanos les importa un pito que Jesús sea Hijo de Dios o del Sursum Corda. Lo que de verdad cuenta para ellos es que se trata del hijo de la Mujer, la Madre que va detrás, con lágrimas en la cara, siguiéndolo camino del calvario, y sin cuya presencia y participación el mismísimo Gran Poder seria un don nadie, un desgraciao; …”

“… Sevilla es una de las pocas ciudades del mundo donde todavía coexiste, en la mujer de la última década del siglo XX, la mujer del siglo XIX con todo su denso y hermoso atavismo. Mujeres silenciosas y fuertes, siempre superiores a los hombres que paren o con quienes se desposan.”

He pasado cerca de media vida alejado de ella. Un particular via crucis para una madre que, como describe el artículo, lo ha afrontado estoica, silenciosa y confiada de que mis decisiones serian acertadas.

Por caprichos de los husos horarios, todavía es su cumpleaños en la interestatal 684, que une la ciudad que nunca duerme con la capital de Nueva Inglaterra. Así que esta entrada se la dedico a ella y a todo lo que representa:

Felicidades, mamá. Que cumplas muchos más y podamos celebrarlos juntos.

Día 206.2 del MBA: Hollywood, Disney, Warner y Universal

Saturday, March 31st, 2012

20120331-174844.jpg

20120331-174924.jpg

20120331-174943.jpg

20120331-175045.jpg

20120331-175116.jpg

20120331-175214.jpg

20120331-175236.jpg

20120331-175248.jpg

20120331-175338.jpg

20120331-175350.jpg

Día 198 del MBA: Napa Valley

Friday, March 23rd, 2012

Ayer visitamos el Valle de Napa. Mejor no cuento nada y os dejo las imágenes.

20120322-095221.jpg

20120322-095257.jpg

20120322-104125.jpg