Archive for the ‘Sociedad’ Category

¡Podemos!

Sunday, July 1st, 2012

Últimamente he leído varias críticas a lo que representan la Eurocopa y los éxitos de nuestra selección. Que si es indecente ver fútbol con la que está cayendo, que si se trata de un bálsamo para alienarnos de los verdaderos problemas de nuestro país, que si Rajoy no debería representar a nuestro gobierno en los partidos.

No puedo estar más en desacuerdo con estas opiniones. En primer lugar, porque no existe relación alguna entre una cuestión personal (o profesional, en el caso del presidente) como la afición a un deporte y la situación económica del país. Por esa misma regla de tres, no debíamos haber celebrado la pasada Eurocopa, ni el Mundial, ni los dos campeonatos de Alonso en 2005 y 2006, ni los primeros Roland Garros de Nadal en las mismas fechas, ni el Tour de Contador en 2007. En aquella época, España no estaba estructuralmente mucho mejor que ahora.

Hubiese sido interesante ver una defensa tan feroz de la sobriedad que hoy se demanda mientras medio país se endeudaba para viajar al Caribe y compraba casas por encima de sus posibilidades, o para conceder esos mismos créditos y cobrar bonificaciones escandalosas en reconocimiento a la magnífica gestión que nos ha obligado a solicitar un rescate ¡Eso si que era un buen bálsamo, y no el fútbol!

El otro motivo por el que no comparto las críticas hacia los éxitos de nuestra selección es el que me ha motivado a escribir esta entrada. Se trata de que no sólo desvían la atención del problema real, sino que invitan a pasar por alto una serie de factores que podrían ayudarnos a afrontarlo.

Nuestra actual generación de deportistas, no sólo jugadores de fútbol, comparten una serie de valores universales que representan el paradigma del buen profesional. Son trabajadores y ambiciosos, al mismo tiempo que humildes y respetuosos. Son buenos compañeros, pero a la vez seres humanos de una integridad impresionante. Prueba de ello son las actitudes de Casillas en su primera Copa de Europa (2000), Fernando Alonso en McLaren (2007), Contador al ganar su segundo Tour (2009), Gasol durante la pasada temporada o Nadal cada vez que salta a la arena del Stade Roland Garros. Cada uno de ellos se enfrentó a la adversidad, unas veces en forma de aliados falaces y otras de público hostil, a través de su dedicación y talento.

Independientemente de lo que ocurra mañana (aquí todavía es sábado), creo que deberíamos reflexionar sobre por qué a la selección le va tan bien. No puedo evitar pensar que gran parte de sus éxitos se deben a una profesionalidad impecable y a una forma exquisita de entender las relaciones personales. Celebremos los éxitos de la selección no sólo por lo que suponen en lo deportivo, sino por lo que representan desde el punto de vista de los valores humanos.

Día 271 del MBA: Cosas comunes al estilo sureño

Monday, June 4th, 2012

Entro en el local y siento una bofetada de aire fresco. Es agradable, estamos a 36 grados. Frente a mí hay un mostrador. Detrás de él se encuentra una chica tatuada y con varios piercings en la cara. No puedo oír lo que me dice, AC/DC suena demasiado alto. Ademas, ya quedan pocos sitios donde se puedan escuchar este tipo de música, así que hay que aprovechar.

La chica es paciente. Me pide el nombre y se ríe cuando intento deletrearle mi apellido. Dice que una “V” bastará. Luego me pregunta si es la primera vez que voy por allí.

Tras los trámites, me señala una zona donde esperan varias personas. En unos minutos me atenderán. Desde aquí puedo ver una pared decorada con pósters de rockeros y una mesa billar. Dan ganas de pedir una copa.

Al cabo de un rato, empieza a sonar Runaway de Bon Jovi. Qué sorpresa. Eso me hace no darme cuenta de que otra chica me está buscando. Se acerca y se presenta dándome la mano. El gesto desvela un brazo lleno de tatuajes de colores al tiempo que su sonrisa realza el aro que lleva en la nariz.

Me indica que la acompañe. Por el camino me cuenta que es canadiense, pero lleva varios años trabajando en Texas. Se interesa por qué me ha traído a Austin y concluye afirmando que se trata de un buen lugar para vivir.

Cuando llegamos a mi sitio, me invita a sentarme. Lo hago y, antes de seguir con la conversación, pregunta “¿cómo quieres el corte de pelo?”.

20120602-190820.jpg

Día 235 del MBA: Sevilla y la madre que me parió

Monday, April 30th, 2012

Voy en el autobús de Nueva York a Boston, sin nada mejor que hacer que cultivar mi cultura mientras la batería del teléfono me lo permita. Leyendo los tweets de Arturo Pérez-Reverte, he encontrado un precioso articulo que escribió en el ’96. Habla de Sevilla, la otra ciudad donde pasé una importante etapa de mi vida estudiando.

Las ciudades donde estudias te marcan. En ellas vives experiencias únicas y forjas amistades que condicionan tu forma de entender la vida. Si ademas esas ciudades son mágicas, misteriosas y singulares, como Sevilla, ese efecto se magnifica.

Un fragmento concreto del artículo me ha animado a escribir esta entrada:

“… Sevilla no es España, sino una irrepetible ciudad italiana del Renacimiento. Una ciudad-estado que va a su aire, y se basta consigo misma porque tiene en sí todo cuanto necesita. Por tener, tiene hasta los opuestos: dos ciudades en una, Sevilla y Triana. Sin contar dos Vírgenes principales, dos Cristos, el Betis y el Sevilla, Joselito y Belmonte, y toda la parafernalia entrelazada y dual, contradictoria, que culmina en ese barroco cofradiero que ya aparece incluso en los tratados de arte, el rococó del rococó que se alimenta de sí mismo, rizo sobre rizo, triunfo absoluto sobre el antiguo horror medieval al vacío.”

El tweet con el enlace al articulo completo aquí.

Sin embargo, no me gustaría cerrar esta entrada sin citar otros dos pasajes del mismo artículo que me han hecho recordar a mi madre:

“… en el fondo a los sevillanos les importa un pito que Jesús sea Hijo de Dios o del Sursum Corda. Lo que de verdad cuenta para ellos es que se trata del hijo de la Mujer, la Madre que va detrás, con lágrimas en la cara, siguiéndolo camino del calvario, y sin cuya presencia y participación el mismísimo Gran Poder seria un don nadie, un desgraciao; …”

“… Sevilla es una de las pocas ciudades del mundo donde todavía coexiste, en la mujer de la última década del siglo XX, la mujer del siglo XIX con todo su denso y hermoso atavismo. Mujeres silenciosas y fuertes, siempre superiores a los hombres que paren o con quienes se desposan.”

He pasado cerca de media vida alejado de ella. Un particular via crucis para una madre que, como describe el artículo, lo ha afrontado estoica, silenciosa y confiada de que mis decisiones serian acertadas.

Por caprichos de los husos horarios, todavía es su cumpleaños en la interestatal 684, que une la ciudad que nunca duerme con la capital de Nueva Inglaterra. Así que esta entrada se la dedico a ella y a todo lo que representa:

Felicidades, mamá. Que cumplas muchos más y podamos celebrarlos juntos.

150 formas de cambiar el mundo

Friday, July 22nd, 2011

Con motivo del 150 aniversario del MITThe Boston Globe publicó una lista de 150 formas a través de las cuales dicha universidad ha contribuido a mejorar el mundo. Éste es el artículo:

150 fascinating, fun, important, interesting, lifesaving, life-altering, bizarre and bold ways that MIT has made a difference

 

El texto es largo y está inglés, por lo que me he permitido extraer un resumen de aquellos avances que me han parecido más curiosos:

  • La web
  • Internet
  • El genoma humano (el 30% se secuenció en el MIT)
  • El transistor (el cacharrito del que vienen la radio y la televisión)
  • El e-mail
  • Los miniordenadores
  • Las interfaces gráficas de usuario
  • El robot-aspiradora ese tan cachondo que han sacado
  • Los mejores sistemas de sonido que existen (Bose)
  • El Radar… y casi que el GPS
  • La tinta electrónica
  • La compañía que soporta hasta el 30% del tráfico mundial en Internet (que no es ni Yahoo! ni Google)
  • El comercio electrónico seguro (o, al menos, la base teórica que lo permitió)
  • Seguimos con la seguridad: los hologramas de las tarjetas de crédito
  • Los sistemas de navegación para aviones, misiles… y cohetes espaciales
  • Las películas en color
  • Las Sopas Campbell (los inventores de las sopas de sobre; facturan más de 7 billones de dólares anuales)
  • HP
  • La industria del petróleo moderna (o como separar el crudo en diferentes tipos de moléculas)
  • Las baterías de alta potencia (que se usan en taladros y coches eléctricos)
  • Los escáneres PET (introducir materiales radiactivos en el cuerpo humano para detectar enfermedades)
  • El proceso que dio lugar a la bomba atómica y a los reactores nucleares
  • La pirámide del Louvre
  • Gillette (las cuchillas de afeitar)
  • Los sistemas de guiado, navegación y control del Apolo 11 (primer cohete que llegó a la Luna)
  • Arthur D. Little (primera firma de consultoría de EEUU)
  • Las máquinas de rayos X
  • El primer ordenador con pantalla (y el primer simulador, de paso)
  • El fax
  • McDonnell Douglas (la aeronáutica que se fusionó con Boeing)
  • Ethernet y 3Com
  • Lotus
  • La hoja de cálculo
  • El Doctor Dolittle (el de los animales)
  • El Rock Band (si, el videojuego)
  • Los circuitos superconductores (los que permiten que el MacBook Air sea tan fino)
  • El primer avión que cruzó el Atlántico
  • El segundo hombre que pisó la Luna
  • El Generador X (la bola con rayos, precursora de los modernos aceleradores de partículas)
  • El software libre
  • Los quarks
  • Las películas futuristas de Steven Spielberg (su asesor de ciencia y tecnología salió del MIT)

Además, desde el MIT se han llevado a cabo innumerables hitos en biotecnología, medicina y economía. Algunos de ellos son extremadamente técnicos, por lo que en lugar de elaborar una lista exhaustiva me limitaré a citar algunos ejemplos:

  • Grandes pasos en la lucha contra el cáncer, el sida, la hepatitis y la esclerosis.
  • Cómo funcionan los fármacos en nuestro organismo y cómo se construyen los tejidos.
  • Varias teorías sobre el mercado de valores por las que sus autores han ganado el Nobel (Modigliani-Miller, Merton-Scholes, etc.).

MIT – Massachusetts Institute of Technology

El Show de Truman

Wednesday, June 15th, 2011

¿Habéis tenido alguna vez la sensación de estar viviendo una realidad inventada?, ¿de que vuestra vida no es más que un guión en el que todo encaja perfectamente? ¿Habéis tenido la sensación de ser como Jim Carrey en El Show de Truman, donde todo lo que ocurría se alineaba alrededor de su existencia para dotarla del dramatismo que demandaba la audiencia?

Steve Jobs, en su famoso discurso en la Universidad de Stanford (sin “d” en medio, pero si al final, como me recordaba ayer mismo un amigo), dijo aquello de que los puntos “sólo puedes conectarlos mirando hacia atrás”. Es algo demasiado místico para mí. Me considero excesivamente cerebral como para compartir semejante idea. Pero tengo que rendirme a la evidencia: aunque un proyecto sólo sale adelante si hay un plan, éste cobra sentido una vez que alcanzamos nuestra meta y unimos los puntos mirando hacia atrás.

Echar unas cervezas con la persona correcta en el momento adecuado. No conseguir el trabajo que deseabas para que varias horas después te ofrezcan otro mejor. Que se cruce un ángel en tu vida… o dos, o tres, o diez. Más difícil todavía: que un día tengas un sueño de dimensiones inabarcables y, casi simultáneamente, se cree una organización con tus mismos objetivos y que te de la oportunidad de materializarlo.

Desconozco si estoy influenciado por mi optimismo natural. Por mi capacidad para encontrar la utilidad y el sentido hasta en lo más absurdo. De lo que si estoy seguro, es de que son necesarios 3 elementos esenciales para cumplir un sueños. El primero es tenerlo. El segundo, construir un plan. El tercero es la dosis de audacia y perseverancia necesaria para poner a la suerte, y a la estadística, de tu parte.

Alguien a quien estaré eternamente agradecido dijo:

“Think BIG”

Yo me despedí de mi equipo con esta frase:

“Turn your dreams into your projects”

Y, como nos enseñó Virgilio:

“Audentis Fortuna iuuat”

Hello!

Monday, May 24th, 2010

He vivido en 3 países. He viajado por 4 continentes. Amo la diversidad. Me cautiva lo que aprendemos de ella.

Pero hay algo que me fascina aún más: aquello que todos compartimos. Lo común a cualquier cultura, lo que nos hace iguales a todos los hombres. Desde las pasiones atemporales que describió Homero, hasta el “music is a part of everyone’s life” de Steve Jobs.

Hace unos días visité al doctor por primera vez desde que estoy en Irlanda. Todo fue distinto a como lo recordaba de España: el procedimiento, la consulta, el trato, … ¡hasta te atienden rápido!

Mientras esperaba mi turno, vi unas revistas bastante llamativas. Tenían las esquinas arrugadas y los colores gastados por el uso. Eran las típicas revistas con más fotos que texto. Incluso descubrí que una se llamaba “Hello!”.

Es curioso. De todo lo que vi por allí, lo único que me recordó a mi país fue la prensa rosa. Se ve que el gusto por los cotilleos de la realeza es otra de esas cosas que nos hace humanos.

“El avance de la sinrazón”

Wednesday, April 28th, 2010

Misticismo

Últimamente me he visto envuelto en varios debates en los que se cuestionaba al pensamiento científico. Hablando acerca de pseudo-ciencias como la homeopatía, discutiendo sobre los supuestos perjuicios de los alimentos transgénicos o debatiendo las propiedades de las pulseras Power Balance, me ha sorprendido la cantidad de gente que aún alude a explicaciones carentes de rigor (cuando no místicas) para justificar mentiras y engaños.

En mi opinión, existen 3 factores que alimentan a este fenómeno. El primero de ellos son las profundas razones ideológicas que llevan a construir razonamientos ad hoc que las justifiquen. Al igual que un creyente convencido jamás aceptará la demostración científica de que un dogma de fe es falso, un anti-sistema tampoco reconocerá que la nueva variedad de judía transgénica lanzada por Monsanto pueda ser beneficiosa.

El segundo es la dificultad intrínseca que entraña entender la ciencia. Por un lado, este factor provoca un rechazo generalizado hacia el pensamiento crítico o, cuanto menos, la tendencia a pensar que la ciencia no puede ir más allá de lo que uno mismo es capaz de comprender. Por el otro, hace imposible el diálogo entre “el que sabe” y el que no.

Friedrich Nietzsche

Este segundo punto alimenta a su vez al tercero, al que me gusta llamar el nihilismo de garrafón. Tal y como predijo Nietzsche, la sociedad ha caído en una profunda crisis de valores. Sin embargo, la reivindicación del individuo que promueve el postfordismo ha elevado a las opiniones personales a la categoría de verdades universales. La sociedad actual envuelve en un cínico halo de tolerancia el respeto a las ideas de cada uno, con independencia de lo disparatadas que puedan llegar a ser. En este contexto, se le atribuye al pensamiento científico el mismo valor que al místico y viceversa.

El fenómeno no sería preocupante si se tratase únicamente de una cuestión de ignorancia a nivel individual. De hecho, la humanidad se encuentra en este sentido mejor que nunca a lo largo de su historia. Sin embargo, estamos entrando en una peligrosa espiral que podría tener consecuencias devastadoras.

Por un lado, se frena el desarrollo. Desde las reticencias a instalar antenas de telefonía móvil hasta prohibir el WiFi en las aulas. Desde rechazar las vacunas hasta no autorizar transgénicos que pudiesen paliar el hambre. Son múltiples los movimientos que tienen un gran impacto en asuntos tan serios como la educación, la salud o la pobreza. Juan Ignacio Pérez, doctor en biología y catedrático de fisiología, nos lo explica en la entrevista que ofreció a Punto Radio Bilbao:

El avance de la sinrazón, en Punto Radio Bilbao 

Juan Ignacio Pérez iglesias

Por el otro, se conceden a la mentira y al engaño un espacio para su desarrollo. El creacionismo impartido en las aulas estadounidenses y los fondos destinados en Gran Bretaña a la homeopatía son pruebas de ello. También es preocupante la inmunidad de la que gozan las estafas místicas gracias a las leyes antidifamación presentes en algunos países. En la siguiente cita, el médico y periodista Ben Goldacre expresa las posibles consecuencias de esta tendencia:

“You should be very careful. One day, writers – and more importantly doctors and academics – will stand up and say: okay. You want these laws. You won’t protect us. We won’t speak out. If we see flaws in a trial, we will keep quiet. If we see false claims, we will be silent. You will suffer. And people will die.”

Ben Goldacre

Google Buzz

Saturday, February 13th, 2010

Google vuelve a sorprendernos. No en el qué, pues a estas alturas está claro que tarde o temprano tendrán su propia versión de cualquier fenómeno que aparezca en la Red, sino en el cuándo y el cómo.

Después de ofrecer de forma gratuita el más avanzado sistema de correo electrónico que existe, el mejor hosting de vídeos personales de la Red y el más eficiente servicio de blogs que podamos imaginar, muchos nos preguntábamos cuándo crearían una solución centralizada para compartir toda la información que generamos sus usuarios. O, lo que es lo mismo, cuándo crearían su propia red social.

En mi opinión, han sido 2 inteligentes pasos los que han posicionado a Google como un serio candidato a convertirse en rey de la esfera social en Internet. El primero de ellos es la cuenta de usuario única para todos sus servicios. Ahora mismo podemos acceder a GMail, YouTube, Google Docs, Google Maps, Blogger o Google Analytics con una misma cuenta de correo electrónico. Eso significa que, además, Google puede tratar de forma conjunta todos los datos que vertemos en estas aplicaciones.

El segundo ha sido más gradual y, como les gusta a los de Mountain View, silencioso: extender los servicios ofrecidos por GMail. Sin que nos hayamos dado cuenta, GMail ha pasado de ser un servicio de correo electrónico a convertirse en una rápida herramienta de chat, un servicio de videoconferencia al que no necesitamos invitar a nuestros contactos, un potente visualizador de documentos y un lugar donde guardar nuestros archivos más preciados. GMail, poco a poco, se está transformando en nuestra página de referencia en Internet y, en consecuencia, el sitio ideal para comenzar el ataque a las redes sociales.

Durante la última edición de la Super Bowl (un partidazo, amigos), Google utilizó el espacio publicitario más caro de la televisión para mostrarnos cómo sus aplicaciones hacen nuestra vida más fácil. Otra lectura que podemos realizar de este anuncio, que calculo que costaría unos 5 millones de dólares, es la enorme cantidad de contenidos personales a los que acceden diariamente. Sospecho que toda esa información ya estaba debidamente procesada para AdSense y AdWords, por lo que para convertirse en los nuevos dueños de las redes sociales sólo les restaba un solo paso: presentarla al usuario.

Google Super Bowl XLIV Commercial:

¡Qué rápido escribes!, ¿no?

Saturday, November 7th, 2009

MecanografíaLa semana pasada, un compañero de trabajo se me quedó mirando mientras escribía un documento. Cuando me giré hacia él, me dijo “¡Qué rápido escribes!, ¿no?”. No es la primera vez que me ocurre. Siempre que lo oigo, no puedo evitar realizar una reflexión sobre ello.

He oído muchas veces que los analfabetos del futuro (ahora el presente) serían quienes no supiesen inglés e informática. Si bien siempre me ha parecido muy acertada dicha afirmación, considero que confiar ciegamente en ella entraña un gran peligro. Parece que para estar adaptados a la vida moderna basta con leer el Wall Street Journal y manejar un ordenador. Nada más lejos de la realidad, pues se nos requieren muchas otras habilidades.

Una de ellas es la mecanografía. Con la adopción del ordenador como herramienta de trabajo básica y el correo electrónico como formato de comunicación masivo, escribir rápido al teclado supone un enorme impacto en nuestra productividad. Sin embargo, sigo viendo a gente mirando al teclado, buscando letras y usando a lo sumo 4 dedos.

Me resulta sorprendente que la mecanografía no sea aún una materia básica en las escuelas. Del mismo modo que la caligrafía lo fue en su día. Al tiempo que se gana en el propio proceso de escritura, hay que añadir tres factores determinantes:

  1. Se está concentrado en el contenido de lo que se escribe, y no en dónde está tal tecla o qué dedo hay que mover.
  2. La vista se aparta del teclado para centrarse en fuentes de información vinculadas al proceso de escritura: el texto que se está copiando, un correo electrónico, mensajes entrantes a través del chat o el resultado de lo que estamos escribiendo.
  3. Se adquiere la destreza de utilizar atajos del teclado o, lo que es lo mismo, realizar ciertas acciones hasta 10 veces más rápido que con el ratón.

Desconozco cuál es el aumento de productividad que puede proporcionar la mecanografía. Pero si se que, sin ella, tendría que dejar para otra ocasión muchas de las cosas que escribo a diario (informes en el trabajo, correos electrónicos a colegas, este blog, …). Es posible que para muchos ya sea tarde, pero recomendaría a cualquiera que inscribiese a sus hijos en un curso de mecanografía, tanto por su bien como por el de las organizaciones en las que trabajarán en el futuro.

Did you know…?

Sunday, November 1st, 2009